Nota de premsa

Soler: 'La mejora de la calificación de la Comunitat Valenciana por una agencia internacional certifica que la Generalitat está haciendo las cosas bien'

26/05/2018
Soler:

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha destacado hoy que la mejora de la calificación crediticia de la Comunitat Valenciana hecha pública hoy por la agencia de calificación internacional Standard & Poor's "certifica que el Gobierno valenciano está haciendo las cosas bien" y representa "un aval a la gestión del Consell".

"El informe de una agencia independiente y solvente internacionalmente avala que en la actualidad y frente a los desórdenes del pasado el Consell de todos los valencianos está trabajando bien", ha recalcado Soler, en referencia al documento de S&P en el que la entidad mejora las perspectivas de la Comunitat Valenciana de "estable" a "favorable", manteniendo la doble B.

"Se ha mejorado sensiblemente la gestión, se está trabajando desde el rigor presupuestario y se han establecido unos niveles de control y de transparencia que no tienen comparación en ninguna etapa pasada", ha subrayado el titular de Hacienda, que resalta que "se está incrementando la confianza en el Gobierno de la Generalitat".

"Es una constatación de la recuperación de la credibilidad de las instituciones valencianas también en el ámbito internacional. Difícilmente con gobiernos como los del pasado, y más en estos momentos, las instituciones valencianas podrían recabar crédito alguno en el exterior ", ha señalado.

La agencia internacional de rating S&P ha hecho pública hoy una nota en la que informa de que ha decidido mejorar la calificación crediticia de la Comunidad Valenciana, manteniendo el nivel BB, pero pasando de "perspectiva estable" a "perspectiva favorable". La agencia norteamericana destaca la mejora de los ingresos registrada por la Comunidad Valenciana en un contexto de crecimiento económico y elevada estabilidad política e institucional. Esta circunstancia, junto con el control del gasto por parte del Consell, ha permitido que las cifras de déficit de la Comunitat hayan resultado incluso mejores que las propias previsiones de la agencia, refiere el informe.

En concreto, los datos de 2017, según refiere S&P, reflejan un déficit corriente del 5,4% con respecto a los ingresos corrientes, que asciende al 13,6% si se contemplan los ingresos y gastos de capital. En términos de este último indicador, los datos registrados por la Comunitat Valenciana en 2017 mejoran en tres puntos los observados en 2016, y en más de dos puntos los previstos por la agencia de rating, prosigue el documento.

Reestructuración de la deuda por la infrafinanciación

Por otra parte, la Agencia Standard and Poor's reconoce la insuficiencia del modelo de financiación que penaliza a la Comunidad Valenciana, a pesar de que su gasto per cápita es de los más bajos de España y de que su nivel de renta per cápita es claramente inferior a la media nacional. La agencia opina que la reforma del modelo de financiación es necesaria para garantizar la estabilidad de las finanzas, no solo valencianas, sino del conjunto de comunidades autónomas valencianas, y lamenta que no haya información precisa con respecto a la fecha de aprobación del nuevo modelo de financiación autonómica debido a la inestabilidad de la situación política española.

Con todo, la agencia de rating confía en que, bajo las actuales circunstancias, la Comunitat Valenciana habrá reducido su déficit corriente hasta el 3% en 2020, dejando el déficit total en torno a un 10% de los ingresos en ese mismo ejercicio.

Para el futuro, S&P podría plantearse una mejora en el rating de la Comunidad Valenciana en dos escenarios: una mejora inesperada del déficit en el entorno del 10% de los ingresos totales o una restructuración de la deuda en el marco de la revisión del modelo de financiación que incluyera algún mecanismo de quita, de modo que el nivel de deuda acumulada por la Generalitat cayera por debajo del 270% de los ingresos corrientes.

Ésta ha sido desde siempre una reivindicación del Consell, la exigencia de compensación de la deuda generada por la infrafinanciación que han sufrido los valencianos desde hace más de dos décadas, que la agencia S&P recoge también en su informe.

Arxius relacionats