Nota de prensa

Las empresas y entidades de la Generalitat mejoran sus cuentas con una reducción de las pérdidas y del presupuesto, mientras sube la cifra de negocio un 5,4%

19/09/2017

La Intervención General de la Generalitat ha hecho pública en la página web de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico la Cuenta General de la Generalitat correspondiente a 2016, con el detalle del resultado económico de las entidades, empresas y organismos que conforman el Sector Público Instrumental valenciano. De los datos de las entidades, empresas y organismos públicos, destaca el hecho de que en 2016 se registra una mejora de sus números, con una reducción de las pérdidas con respecto a 2015, al pasar de más de 70 millones a poco más de 68 millones, lo que supone un descenso del 2,8%.

Asimismo, el presupuesto que el Consell ha tenido que destinar al Sector Público Instrumental ha ascendido en su conjunto a 1.035,07 millones, frente a los 1.125,06 millones que se asignaron en 2015, lo que comporta una minoración del 8%. Sin embargo, la cifra de negocio no solo no se ha reducido, sino que se ha incrementado, al pasar de 202 millones en 2015 a 213 millones, una subida del 5,4%. De este modo, se aprecia que el esfuerzo que la Generalitat ha tenido que realizar para que las empresas y entidades públicas cumplan con su función y cometido público ha sido menor, sin que ello haya sido con merma de su actividad, debido a una gestión más eficiente de los recursos públicos.

Con respecto al Patrimonio Neto de las entidades del Sector Público, en 2014 ascendía a 2.250 millones, con unas deudas por valor de 6.000 millones. En 2016, el Patrimonio Neto se eleva a 2.400 millones, mientras que las deudas suman 5.200 millones, lo que supone una reducción de más de 800 millones en las deudas, tanto a corto como a largo plazo, en dos años.

En la Cuenta General también se reflejan los compromisos de gasto con cargo a presupuestos de ejercicios posteriores, que al cierre de 2016 ascendían a 50.193,8 millones. Esta cifra supone un 5,8% más que al término de 2015 (47.440,9 millones), lo que comporta una ralentización del incremento de ese gasto comprometido al futuro, ya que en 2015 habían crecido un 7,6% con respecto al ejercicio anterior. El 86,4% de los compromisos de gasto para ejercicios posteriores corresponde al Servicio de la Deuda, 43.346,5 millones de euros -2.084,7 millones en intereses y 41.261,8 millones de principal-, de los que la práctica totalidad procede de la etapa del anterior Consell, toda vez que a 31 de diciembre de 2015 el Servicio de la Deuda absorbía un total de 39.730,1 millones.

Mejora del resultado económico-patrimonial en un 42%
La Cuenta General también evidencia que el Consell ha mejorado su resultado económico-patrimonial en un 42%, concretamente en 1.906 millones de euros, respecto a 2015. Asimismo, el Fondo de Maniobra negativo, que refleja las dificultades de liquidez de la Administración, también ha mejorado en 1.283 millones de euros, lo que supone un avance del 12,7% respecto al ejercicio anterior. Pese a la evolución positiva de los indicadores, la Cuenta General también constata que sin un nuevo sistema de financiación la recuperación de la hacienda valenciana se presenta muy complicada. Todo ello como consecuencia de la losa de la infrafinanciación, unida a la gestión anterior.

El documento hecho público refleja un Resultado económico-patrimonial con un desahorro de 2.636,9 millones, frente a los 4.543 millones de 2015, condicionado por las provisiones y ajustes negativos, así como la insuficiencia de ingresos. Las magnitudes anotadas contienen provisiones de pasivos y compromisos con incidencia en el gasto no reconocidos o centrifugados al futuro por el anterior Consell, por importe de 2.383,35 millones de euros. El resultado económico-patrimonial, no obstante, es el mejor de toda la serie histórica desde 2011, año en el que el desahorro se situó en 6.648 millones, lo que supone un descenso del 60,3% respecto a esta fecha.

En cuanto al Fondo de Maniobra negativo, principal indicador de la liquidez de la Administración ya que refleja la diferencia entre las Obligaciones y los Derechos a los que hay que hacer frente a corto plazo, experimenta una mejoría de 1.283 millones (12,7%), y se sitúa en 8.794 millones. Esta cifra supone el mejor resultado desde el ejercicio 2011, cuando estaba en -15.526 millones, con una reducción del 43,3 %.