Nota de prensa

La Ley de Acompañamiento de 2018 hace realidad el banco público de la Generalitat

15/09/2017

La Ley de Acompañamiento de 2018 hace realidad el banco público de la Generalitat, al incluir la modificación del régimen jurídico del IVF que permitirá que empiece ya a caminar esta nueva entidad, consagrando así uno de los compromisos recogidos en el Pacte del Botànic.

El nuevo banco contará con plena autonomía de gestión, con el propósito de impulsar la inversión en los sectores económicos de interés para el Consell y con una mirada social que permita bancarizar sectores que adolecen de infradotación de servicios financieros fundamentales, como la atención a discapacitados, la cultura o la formación.

El IVF estaba compuesto por dos áreas claramente diferenciadas: el área de carácter público (política financiera de la Generalitat) y el área privada (actividad crediticia e inversiones). La Ley de Acompañamiento establece ahora que el área relativa a la actividad crediticia e inversiones, entendida ésta como apoyo a los sectores productivos de la Comunitat Valenciana, se configurará como el nuevo banco público de la Generalitat; mientras que las funciones y competencias en materia de política financiera y tesoro, certificación y firma electrónica pasan a integrarse en la Generalitat Valenciana.

La nueva etapa del IVF se caracteriza por un cambio radical en las formas de gestión, destacando la apertura de líneas de contenido social y cultural, con una especial atención a las microempresas y los autónomos. Destaca, entre ellas, la línea de préstamos a centros de atención a personas con diversidad funcional y la línea de préstamos a empresas que imparten cursos para desempleados en el marco de las ayudas el SERVEF.

En colaboración con la SGR de la Comunidad Valenciana, el IVF también ha abierto recientemente una línea de financiación adaptada a las necesidades del sector cultural valenciano, al calor de la reapertura de la televisión pública valenciana.

Pagos en especie

La Ley de Acompañamiento también establece que el Consell podrá aceptar el pago en especie para la extinción de deudas contraídas por entidades del sector público instrumental con la Administración valenciana.

El objetivo es poner en orden las cuentas de las empresas públicas, regulando las deudas contraídas por el sector público con la propia Generalitat durante la etapa del anterior Consell; así como impulsar un uso racional de los recursos, dotando al sector público de mecanismos ágiles de gestión de sus derechos y obligaciones con la Administración, sin necesidad de desembolsos de efectivo.

Actualmente, existen situaciones de infrautilización y uso poco eficiente de determinados activos de entidades públicas y de otro lado, situaciones deudoras de las mismas frente a la Generalitat, que precisan de una solución para cumplir los principios de actuación antes citados, para lo que se considera como opción necesaria la utilización de la figura del pago en especie.

Se quita el requisito del depósito para deducirse

La Ley de Acompañamiento también modifica uno de los requisitos exigible para beneficiarse de la deducción por arrendamiento de vivienda habitual y por arrendamiento de vivienda como consecuencia de la realización de una actividad. Hasta ahora se exigía que, para que el inquilino se beneficiase de la deducción, el arrendador tenía que haber realizado depósito de la fianza. El requisito que se elimina hacia depender el derecho de la deducción del arrendatario, de la obligación de depositar la fianza por parte del arrendador. De este modo, los valencianos podrán aplicarse la deducción con independencia de que el arrendador cumpla o no con su obligación.

En materia de juego, se clarifica el régimen de las exenciones en el caso de las rifas y tómbolas y se introduce una nueva exención que afecta a aquellas que se realicen con ocasión de acontecimientos de arraigo popular o que correspondan con usos sociales de carácter tradicional, tales como las rifas de cestas de navidad organizadas por comercios o establecimientos de hostelería.

En materia de juego también se amplía el plazo de declaración del tributo, siendo con carácter general el de un mes desde el devengo.

Asimismo, se amplía hasta el 31 de diciembre de 2018, la vigencia del tipo de devolución del gasóleo profesional para los transportistas (48 euros por 1.000 litros), aplicable en relación con el tipo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos establecido para el gasóleo de uso general, al persistir, actualmente, las circunstancias socioeconómicas que justificaron su establecimiento.

La Ley de Acompañamiento incluye también otras novedades en materia medioambiental, sanitaria o de función pública, entre otras.

Exposición pública de la ley

El anteproyecto de la Ley de Acompañamiento de la Generalitat de 2018 se ha hecho público hoy, de forma que esta es la primera vez que se conoce el contenido de esta ley con anterioridad a la aprobación del borrador de la ley por el Consell. Para ello, se ha seguido las indicaciones de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común que establece la obligación de sacar la Ley de Acompañamiento a exposición pública.

Como novedad este año, el Consell no ha incluido en la Ley de Acompañamiento las miles de actualizaciones y regulaciones de tasas que todos los años contenía. Estas tasas se han incluido en una ley propia e independiente, que incluye una sistematización y revisión global de unas 4.600 modalidades o cuantías de tasas existentes, cuyo proyecto de ley ha sido aprobado hoy por el pleno del Consell, siguiendo las recomendaciones del Consell Jurídic Consultiu.