Presentación

Presentación

La política de competencia es esencial para la realización del mercado interior. Mientras que la razón de ser del mercado interior es permitir a las empresas competir entre sí en condiciones de igualdad en los mercados de todos los Estados miembros, la de la política de competencia es favorecer la eficiencia económica creando un clima propicio a la innovación y al progreso técnico. Sin embargo, en el marco de la economía de mercado, la competencia respalda la buena marcha de la economía, protegiendo de forma óptima los intereses de los consumidores europeos y garantizando al mismo tiempo la competitividad de las empresas, de los productos y de los servicios de Europa en el mercado mundial. Es por ello que la  política europea de competencia debe impedir a los gobiernos de los Estados miembros falsear las normas de competencia (ayudas estatales)”.